AJN-espanhol-logoaberto

facebook
twitter
youtube
instagram
bg-shop_1469641589225
AGENCIA JOVEN INTERNACIONAL DE NOTICIAS

La Agencia Joven Internacional de Noticias es una iniciativa de participación juvenil que fomenta el uso de las nuevas y tradicionales herramientas de comunicación. En Latinoamérica es promovida por Viração&Jangada en colaboración con Fundación TierraVida (Argentina) y Climalab (Colombia).

Ambiente

Noticias más leidas

Busca Noticias

05/09/2019, 21:56



La-Moda-sostenible-en-la-Agenda-2030
La-Moda-sostenible-en-la-Agenda-2030
La-Moda-sostenible-en-la-Agenda-2030


 La problemática ambiental nos afecta a todos porque vivimos en un mundo interdependiente donde la tierra es nuestra casa común. La sostenibilidad se ha vuelto una necesidad en el mundo de hoy porque sabemos que no tenemos otra opción.



Emilia Burgos de Fundación TierraVida


La problemática ambiental nos afecta a todos porque vivimos en un mundo interdependiente donde la tierra es nuestra casa común. La sostenibilidad se ha vuelto una necesidad en el mundo de hoy porque sabemos que no tenemos otra opción. Es por esto, que muchos actores del sistema internacional están trabajando por hacer un planeta más sostenible.  Desde la Revolución Industrial, la actividad humana viene aumentando en nuestra atmósfera las concentraciones de dióxido de carbono, y otros gases de efecto invernadero, provocando el aumento de la temperatura media global. Nosotros somos los responsables del último cambio climático observado, ya que venimos acumulando progresivamente gases de efecto invernadero que están dañando la Tierra.


De acuerdo con la Conferencia de la ONU sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD),  la industria de la moda es la segunda más contaminante del planeta, genera el 10% de las emisiones globales de efecto invernadero por el  alto consumo energético y las largas cadenas de suministro. Además, según la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC), la producción textil tiene un gran impacto en el cambio del clima debido a que se necesita mayor energía que en otras industrias, como la aviación o el transporte marítimo. Sin embargo, el impacto que genera la industria de la moda va más allá de sólo las emisiones globales de carbono ya que también genera el 20% de las aguas residuales y el 85% de los textiles terminan en vertederos, o se incineran, recogiéndose sólo el 20% para su reutilización o reciclaje.


Asimismo, un estudio ambiental alertó que confeccionar jeans requiere el uso de 7500 litros de agua, lo cual equivale a la cantidad que bebe una persona promedio en 7 años, lo cual nos parece increíble pero es el costo que pagamos  por estar a la "moda". Los datos estadísticos obtenidos en la UNCTAD indicaron que el sector de vestidos utiliza para su confección 93.000 millones de metros cúbicos de agua, que podrían satisfacer las necesidades de 5 millones de personas. Además, se arrojan al mar medio millón de toneladas de microfibras, el equivalente a 3 millones de barriles de petróleo, ya que las fibras sintéticas se obtienen de diversos productos derivados del petróleo como el nylon, poliéster, spandex. La cadena de suministro y los procesos de fabricación, contienen índices de emisiones globales muy altos, ya que la industria de la moda consume grandes recursos naturales para su producción. En total la producción de ropa y calzado genera el 8% de los gases de efecto invernadero.


La moda rápida, también conocida como "fast fashion", es un modelo que permite a los consumidores comprar ropa nueva cada día,ofreciendo ofertas y descuentos a un bajo precio; acciones que invitan a desechar fácilmente. Como consecuencia, la producción textil desde el 2000 al 2014 se duplicó provocando externalidades negativas para el desarrollo sostenible en sus tres ámbitos: ambiental, económico y social. Es por ello, que la ONU promueve la moda sostenible y ética ayudando a las empresas del sector a luchar contra el cambio climático y alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.


ONU Cambio Climático promueve la moda sostenible a través del programa "Climate Neutral Now" (Neutralidad Climática Ahora), donde se invita a las organizaciones que deseen compensar las emisiones de carbono con inversiones en proyectos de países en desarrollo. También hace un llamado a la acción climática global "Act Now", en donde Naciones Unidas llama a la acción individual sobre el cambio climático. Esta campaña tiene como objetivo crear conciencia, ambición y acción para acelerar la implementación del Acuerdo de París. Se trata de una campaña en línea y en redes sociales para educar y alentar acciones sostenibles de consumo. La idea de "Act Now" es que todas las personas del mundo se comprometan a marcar una diferencia en cada aspecto de su vida diaria, desde la comida que consumen hasta la ropa que visten, por ello en 2019 se centró sobre la base de la comida y la "Moda". Sobre este último se invita a que cada uno realice acciones de moda "cero residuos" a través de un desafío: reciclar ropa vieja y crear un nuevo look. Así, los mejores diseñadores de moda presentarán sus propias colecciones recicladas generando una ola creativa para que se animen todos a crear sus propios diseños reciclados y compartir en redes sociales.


¿Cómo contribuyen los ODS a la moda sostenible?


La palabra "sostenibilidad" apareció por primera vez en 1987 con el "Informe Brundtland",   denominado así por el nombre de la Doctora Gro Harlem Brundtland (ex Primer Ministra de Noruega), quien tenía a su cargo una Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo encargada de investigar, estudiar y buscar soluciones ante la problemática ambiental  como consecuencia de las actividades antropogénicas. Este informe también conocido como "Nuestro Futuro Común" (Our Common Future), fue elaborado por varios países de la ONU. Allí apareció por primera vez el concepto de "Desarrollo Sostenible" definido como aquél desarrollo que permite satisfacer nuestras necesidades sin comprometer a las generaciones futuras.


En 2015 se adoptaron dos grandes acuerdos transformadores e interrelacionados que dieron cuenta del camino hacia dónde queremos ir, qué rumbo tomar y qué es lo que necesitamos hacer para vivir en una planeta más sostenible. Así es como se adoptó la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y el Acuerdo de París sobre cambio climático. 


En Septiembre de 2015, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible a la cual se suscribieron los 193 Estados miembros,sobre la base de tres las  dimensiones de sostenibilidad: económico, social y ambiental y que formalmente entró en vigor el 1 de enero de 2016. Los líderes estatales aceptaron un conjunto de objetivos globales llamados "Objetivos de Desarrollo Sostenible" (ODS) con el fin de erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible. Estos objetivos son una hoja de ruta y actúan como estado de alerta para que el mundo realice una evolución, comprometiéndose por una vía más sostenible en lo que hace a la vida diaria. Los ODS son 17, cada uno de ellos expresa un objetivo que se aspira alcanzar. A su vez, son 169 las metas donde cada objetivo incluye una serie de guías definidas globalmente y cuenta con 230 indicadores propuestos por el Grupo Interinstitucional y de Expertos sobre los indicadores de los ODS (IAEG- SDGs, por su siglas en inglés), para el seguimiento y revisión de los avances a escala mundial de los 17 ODS.


Con estos nuevos Objetivos de aplicación universal los estados se comprometieron a  intensificar los esfuerzos para los siguientes 15 años para poner fin a la pobreza en todas sus formas, a reducir la desigualdad y luchar contra el cambio climático y al mismo tiempo lograr un desarrollo donde todos formemos parte en igualdad de condiciones para poder cumplir con los 17 objetivos de valores globales compartidos y de los cuales todos deben hacer su parte; gobiernos, el sector privado, la sociedad civil, las ONGs.


Dos de los 17 objetivos    que plantea la nueva Agenda Global, que están en estrecha relación con  la moda sostenible,  son el ODS 12 "Consumo responsable y producción" y el ODS 13 "Acción por el clima".


El ODS 12 "Consumo responsable y producción". Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles.


Este es uno de los 17 Objetivos Globales de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que plantea una mirada integral para avanzar y cumplir con los demás objetivos. Debemos reducir la huella ecológica para lograr un crecimiento económico y un desarrollo sostenible, para ello es necesario cambiar las formas de producción y consumo de bienes y recursos naturales. 


Asimismo, es importante que las industrias, los negocios y los consumidores opten por medidas de reciclaje, reducción y reutilización de los desechos, apoyando y cooperando con los países en desarrollo para que puedan alcanzar los objetivos planteados en la Agenda 2030. Cada producto que compramos tiene una huella ambiental; el impacto de la contaminación plástica se refleja en la vida terrestre y marina.


El ODS 13 "Acción por el clima".  Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.


Cuando hablamos de cambio climático nos referimos a múltiples amenazas que son los más grandes desafíos que debe afrontar la humanidad, y que es algo más que un objetivo de desarrollo sostenible. El impacto del cambio climático significará eventos climáticos extremos más frecuentes, y más personas desplazadas por estos eventos. Los niveles del mar continuarán aumentando, afectando a islas  más pequeñas y áreas costeras bajas, y muchos lugares experimentarán sequías más prolongadas, amenazando los alimentos, ecosistemas y el suministro de agua.


El  cambio climático no conoce fronteras y está afectando a todos los países del mundo ocasionando perturbaciones en las economías nacionales y en la vida social de las personas. Muchos eventos extremos que están aumentando y las emisiones de gases de efecto invernadero han alcanzado los niveles más altos de la historia. La acción por el clima es un llamado urgente para todos, y debemos actuar ahora, porque los riesgos del cambio climático son esencialmente globales, no importa dónde se generen las emisiones contaminantes siempre afectarán a alguna región del mundo. Se plantea así,  la necesidad de actuar con una mirada a largo plazo, comenzando hoy, porque son los países más vulnerables los más afectados por esta problemática. Nuestro mayor desafío es lograr la cooperación internacional climática donde se pueda avanzar hacia una economía baja en carbono.   


El Acuerdo Climático de París también nos invita a crear moda sostenible


El 12 de diciembre de 2015, con el fin de fortalecer la respuesta global las  195 naciones se reunieron en París y alcanzaron un acuerdo histórico: el Acuerdo de París (COP21) para combatir el cambio climático, impulsar medidas e inversiones basadas en un futuro bajo en emisiones de carbono, resiliente y sostenible. Este Acuerdo entró en vigor en noviembre de 2016 para los países que decidieron ratificarlo con el fin de  fortalecer la respuesta mundial frente a la amenaza del cambio climático. Es un acuerdo dentro de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) que se ocupa de la mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero, la adaptación y las finanzas con una hoja de ruta finalizada para el año 2020. De esta manera, todas las naciones se comprometen por una causa común en base a sus responsabilidades pasadas, presentes y futuras, comunes pero diferenciadas El objetivo principal del acuerdo universal fue mantener el aumento de la temperatura global por debajo de los 2 grados centígrados  y limitar el aumento de la temperatura incluso más por debajo de 1,5 grados centígrados sobre los niveles preindustriales.


Como consecuencia, la ONU está ayudando a que más empresas del sector textil puedan transformarse  hacia negocios sostenibles que permitan luchar contra el cambio climático y alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La industria de la moda causa el 10% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, por el gran consumo energético que demanda y las grandes cadenas de suministro. Es clave que exista un cambio en las prácticas de la industria textil para reducir las emisiones de carbono y contribuir a mantener el aumento de la temperatura media global por debajo  de los 1,5 grados centígrados, respecto  de los niveles pre-industriales, tal como lo indica el Acuerdo de París.


Hemos creado hábitos de consumo donde buscamos la practicidad y el menor costo a la hora de elegir lo que queremos, lo cual parece coherente, pero el problema radica en que nos hemos olvidado de cuál es el daño que causamos al ambiente cuando hacemos estas prácticas, cuál es su huella ecológica.


Es mejor comprar lo que necesitamos y elegir bien. Muchas marcas, diseñadores y hasta activistas ambientales han optado por la moda sostenible conociendo el impacto que está generando la industria de la moda rápida y su relación con el cambio climático. Si la industria de la moda fabricara ropa de mejor calidad, y que dure más, no necesitaríamos comprar mucho para tener más y acumular.  Todos somos responsables y todos podemos contribuir para lograr los objetivos de la Agenda 2030 y del Acuerdo de París. No hay tiempo, es ahora y podemos hacerlo.

03/09/2019, 22:01



Desertificación:-un-cambio-medioambiental-frecuentemente-olvidado


 Usualmente, cuando pensamos en cambios medioambientales de las últimas décadas, nos remitimos a las emisiones de CO2, la deforestación, la pérdida de flora y fauna, el descongelamiento de los polos. Sin menospreciar a ninguna de las anteriores, otras



Matías Koller,Fundación TierraVida 


Usualmente, cuando pensamos encambios medioambientales de las últimas décadas, nos remitimos a las emisionesde CO2, la deforestación, la pérdida de flora y fauna, eldescongelamiento de los polos. Sin menospreciar a ninguna de las anteriores,otras problemáticas climáticas afectan a nuestro planeta pero su avance yconocimiento a escala global son menores y más sigilosos, por ejemplo, elfenómeno de la desertificación. 


En el marco del Programa deNaciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), se promulgó en 1994 laConvención sobre desertificación, la cual sentó una definición mundialpara referirse a tal amenaza. Según la misma, la desertificación es la"degradación de las tierras de zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secasresultante de diversos factores, tales como las variaciones climáticas y lasactividades humanas".Además, en el marco de esta Convención, se estipulan respuestas y alternativaspara luchar contra la desertificación, en pos de lograr un aprovechamientointegral de las zonas afectadas mediante la prevención de la degradación y larecuperación de las tierras parcial o totalmente degradadas. 


Un concepto que normalmente seusa prácticamente como sinónimo de "desierto" o en este caso, desertificaciónes el de "sequía"; sin embargo, sus significados no son similares. La sequía es el fenómeno, producidonaturalmente, por el cual las lluvias han sido considerablemente inferiores alos niveles normales registrados, causando un agudo desequilibrio hídrico queperjudica los sistemas de producción de recursos de tierras. Por lo tanto, ladesertificación puede ser provocada por una sequía pero no es el único factorpara que esto se dé. En las últimas décadas, la principal causa de estefenómeno ha sido la erosión del suelo causada por la actividad humana, no porla naturaleza. 


En sintonía con esto último, hayque desmitificar otra cuestión: la desertificación no significa que el suelosea árido e inhabitable como un desierto; sino que hay diferentes grados dedegradación del suelo. Con una reducción del 10 al 25% de la capacidad deproducción agrícola de la tierra ya estaríamos en presencia de este fenómeno, yesto se puede dar en cualquier región del mundo, con cualquier tipo de suelo. Lallanura pampeana argentina, por poner un ejemplo, una de las regiones másfértiles del mundo, producto de la excesiva siembra de monocultivos, la faltade descanso entre siembra y siembra, entre otros factores, puede sufrirdesertificación. 


El impacto ambiental que esto genera se trasladaa la población humana, generando notorias consecuencias negativas. La erosión delsuelo, particularmente en aquellos lugares del mundo donde la mayor partede la población vive de la agricultura, trae aparejada una disminución de la producción, aumentando la pobreza y ladesocupación. No hay que olvidar que aproximadamente un 50% de la población delmundo vive en áreas rurales, principalmente de países emergentes o subdesarrollados,los cuales no tienen mecanismos económicos para afrontar estos cambios en suscondiciones de producción y generando una escasez alimenticia y migraciones. 

22/08/2019, 04:19



Género-y-cambio-climático:-un-tema-relevante-en-el-primer-Women-Economic-Forum-Latinoamérica


 Del 1 y el 3 de agosto, se realizó por primera vez en Colombia y la región, el Women Economic Forum Latinoamerica (WEF LATAM)



Por: María Alejandra Téllez Correa (Climalab)

Del 1 y el 3 de agosto, se realizó por primera vez en Colombia y la región, el Women Economic Forum Latinoamerica (WEF LATAM) que trajo consigo una experiencia única a toda la comunidad de mujeres y hombres involucrados en reducir la brecha de desigualdad que existen entre estos dos. Este foro es considerado único en el mundo, en tanto, está enfocado en visibilizar iniciativas de desarrollo para el progreso económico de la mujer en su territorio y a nivel global. Su formato auténtico estuvo integrado por conferencias simultáneas en tres escenarios distintos, donde durante tres días, expertas y expertos de la región hablaron sobre temas concretos que le permitieron a los asistentes aprender e interactuar en torno al papel de la mujer y su desarrollo socio-económico. 

Este evento tuvo su origen en 1994, cuando Harbeen Arora Rai decidió lanzar la primera versión del WEF en Nueva Delhi, India. Gracias a esta iniciativa y a Harbeen, fundadora del evento a nivel global, quien además es fundadora y la actual presidenta de la Organización All Ladies League (ALL), hoy existe una red de programas y espacios de formación dedicados a la generación de bienestar y empoderamiento de la mujer para su liderazgo, lo cual ha venido contribuyendo a la construcción de políticas de equidad e igualdad de género en el mundo. 

La intención de replicar este evento tan influyente en Colombia no pasó desapercibida para Nadia Sánchez, fundadora y directora de la Organización She Is, quien asumió desde hace varios meses la dirección del WEF LATAM, el cual se llevó a cabo este año en la ciudad de Cartagena de Indias (Colombia). 

Teniendo en cuenta este contexto, Climalab como Organización No Gubernamental y actor de la sociedad civil fue invitado a facilitar un workshop sobre género y cambio climático, en la franja denominada "Reimaginando una sociedad sostenible", tema en el que la organización lleva desarrollando un proyecto académico de investigación durante el transcurso de este año y que resultaba un aporte coherente al foro, teniendo en cuenta la crisis climática actual y la necesidad de visibilizar la necesidad de un enfoque de género para afrontar este desafío global.

En dicho espacio, se buscó dar a conocer la relación entre cambio climático y género,  mostrando por medio de ejemplos que el cambio climático no afecta a todas las personas por igual, sino que  las mujeres son mucho más vulnerables que los hombres,  viéndose gravemente afectadas a nivel socio-económico, especialmente aquellas que viven en contextos rurales. Se abordaron los tipos de discriminación más comunes que sufren las mujeres en la actualidad, cómo estos cobran un peso más alto en las mujeres que viven en contextos rurales, y de qué manera los desastres naturales causados por el cambio climático terminan aumentando su vulnerabilidad. (Para saber más puedes visitar: El cambio climático y la igualdad de género: dos luchas relacionadas

Finalmente, esimportante resaltar que gracias a eventos como el WEF LATAM, hoy la región estállamada a aumentar la toma de decisiones que pongan el desarrollosocio-económico de la mujer como tema prioritario de las agendas públicas yprivadas desde el nivel local hasta el nivel nacional, para lo cual serequiere, sin excepción, la formulación y reformulación de políticas públicasque conduzcan al cumplimiento interrelacionado de los ODS 5 "Igualdad de Género"y el ODS 13, "Acción por el Clima".


12339
CHI_SIAMO_1_1469639095623.JPG
Conoce a nuestro equipo
La Agencia Joven Internacional de Noticias está compuesto por jóvenes que trabajan para que otros jovenes puedan ejercer el derecho a la comunicación.
CHI_SIAMO_3_1469639278197
Descubre la Agencia
Proyecto colaborativo de participación juvenil a través del uso creativo de las herramientas de comunicación.
Articolo_GIOVENTU_1469639432016
Nuestros Socios

La Agencia trabaja en colaboración con diferentes organizaciones
01-business-background-image-02_1469638811337

Regístrate a nuestro Newsletter

Recibe las actualizaciones sobre las últimas noticias

AGENCIA JOVEN INTERNACIONAL DE NOTICIAS

Para más información contactanos a:

+39 348 1936763

INFO@STAMPAGIOVANILE.IT
La Agencia Joven Internacional de Noticias es una iniciativa de participación juvenil que fomenta el uso de las nuevas y tradicionales herramientas de la comunicación. En Latinoamérica es promovida por Viração & Jangada en colaboración con Fundación TierraVida (Argentina) y Climalab (Colombia). 
INFO COOKIE POLICY  |  INFO@STAMPAGIOVANILE.IT
STAMPAGIOVANILE.IT @ ALL RIGHT RESERVED 2016  | POWERED BY youthpressagency.org EXPERIENCE 
Create a website